Av. Tomás Giménez, 2 08906 L'Hospitalet
+34 649506316
contacta@cbsjo.com

LA JUGADA: FINTA, DRIBLING, DESBORDE Y TANTO

Club Bàsquet Sant Josep Obrer L'H

LA JUGADA: FINTA, DRIBLING, DESBORDE Y TANTO

Sénior A Masc. Vs Escolapia Sarriá (76-56)

 

LA JUGADA: FINTA, DRIBLING, DESBORDE Y TANTO.

 

La finta (engaño o amago) es el inicio de la jugada. Se intenta confundir al rival en cuanto a la

dirección que vamos a tomar.

 

Tras una semana de crisis, en pleno proceso de cambio de entrenador, debíamos amagar

nuestra tendencia errática y mostrar una cara firme. El calentamiento se ejecutó con seriedad

y contundencia. El pabellón, con un silencio tenso cómplice de nuestra situación, reverberaba

al crujir de los tableros cuando machacábamos el aro. El engaño se estaba consumando, la

clasificación mostraba un equipo vulnerable pero los jugadores sabían que tenían que tomar la

dirección del campeón. La salida fue efectiva. El balón fluyó con rapidez y se encontraban

espacios. Bien para tiros cómodos, bien para penetrar con decisión hasta el aro. Sin fisuras,

cerramos un muy buen primer cuarto 23-12. En el segundo, más individualista y con menos

juego, tiramos de oficio cortando cualquier reacción del rival con personales. Ellos fallaban

desde tiro libre, quizás porque solo con la actitud del campeón se puede tener la suerte de los

campeones. Y con ese punto de fortuna, nos fuimos al descanso: con una preciada ventaja de

más diez y con nuestras miserias bien camufladas.

 

El dribling es el momento crítico de la jugada. Se avanza con el balón esquivando al rival. Un

error de ejecución propicia la pérdida y el contraataque.

 

El inicio de la media parte era el momento decisivo, había que avanzar. La situación inestable

del equipo no daba más de dos opciones, cara o cruz. Una mala salida podría desenterrar

viejos fantasmas. A un paso de romper el partido y a otro de vernos en apuros. Pero el

engranaje del equipo, tan pesado en su carga desde el inició de la temporada, comenzó a girar

con una inercia demoledora.

 

El desborde inicia la culminación de la jugada. Con el rival ya superado no se debe perdonar.

 

Y así sucedió. Nuestra defensa agresiva no les permitió ningún tiro cómodo. La seguridad en el

tablero defensivo invitaba al rival a no acercarse por la pintura. Reboteamos con gran

autoridad. Desde esa solidez, salió a relucir todo el talentazo de los jugadores. Se vieron tiros

de media y larga distancia. Balones a los interiores con juego de espaldas. Jugadas bien

hilvanadas. Contraataques de ejecución impecable. El pabellón jaleaba la importancia de cada

jugada. La victoria no se podía escapar. Y para aniquilar cualquier duda, dos triples al inicio del

último cuarto nos ponía a más veinte. Jaque mate. Por primera vez en la temporada se jugaba

a placer. Las canastas se celebraban ahora tan solo por su belleza y espectacularidad. Y poco a

poco, después de seis partidos de máxima tensión, nos fuimos desinflando en un final un pelín

descafeinado. Que no lo vamos a juzgar porque el tanto ya estaba anotado.

 

Enhorabuena!!! Una más para el equipo y 100% para el brujo.

La semana que viene Juventud LH, suuuuu.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

error: Content is protected !!